viernes, 5 de noviembre de 2010

Eleanor Rigby – La eterna solitaria

Como tantas otras tardes, Paul McCartney estaba sentado en el piano y, mientras buscaba inspiración para las sesiones de grabación de lo que seria el álbum Revolver en 1966, comenzó a tocar una melodía a la que sumó una frase que se le presentó repentinamente: “Daisy Hawkins picks up the rice in the church” (Daisy Hawkins recoge el arroz en la iglesia). Luego le agregó a un sacerdote como personaje, al cual puso de nombre Padre McCartney, para luego seguir desarrollando la letra orientándose hacia el tema de la soledad en la vida adulta
Con la idea central dándole vueltas en la cabeza, Paul decidió terminar la canción junto al resto de la banda, quienes se encontraban reunidos en la casa de John Lennon en Kenwood junto a Pete Shotton, un amigo en común. Siempre trabajando con el tema de la soledad como eje principal, y basándose en el bosquejo de Paul, Ringo Starr propuso la frase "writing the words of a sermon that no one will hear” (escribiendo las palabras de un sermón que nadie va a oír) y el invitado Shotton sugirió que se cambie el nombre del cura coprotagonista de la canción, para evitar posibles interpretaciones autobiográficas de Paul y su padre, a lo cual el bajista accedió. Obligados a rebautizar al personaje, y como muchas veces en estos casos, lo mejor fue recurrir al directorio telefónico, en donde el azar decidió que el nombre del sacerdote fuera McKenzie
Pero había algo en el nombre Daisy Hawkins que no le terminaba de cerrar a McCartney, y luego de meditarlo por unos instantes, la protagonista de la canción pasó a llamarse Eleanor Rigby.
Según el autor, el nombre de pila fue elegido en referencia a la actriz Eleanor Bron quien hacia unos meses había participado de la película Help!, mientras que el apellido surgió por el recuerdo de un negocio en la ciudad inglesa de Bristol (Rigby & Evens Ltd, Wine & Spirit Shippers,) que aparece durante el rodaje del film The Happiest Days Of Your Life protagonizada por (su por entonces novia) Jane Asher (posteriormente, en 1984 Paul declararía que se decidió por el nombre Eleanor Rigby porque le gustaba “que sonara natural”)
Faltaba solamente cerrar la trama de la canción. Shotton sugirió que los dos protagonistas (Eleanor Rigby y Father McKenzie) se conocieran demasiado tarde, ya que el sacerdote conduce el funeral de Eleanor. Lennon rechazó la idea de plano, pero Paul decidió probar la sugerencia y finalmente quedó conforme, por lo cual se decidió que la canción había quedado terminada.
El productor George Martin, al escuchar la maqueta de la canción decidió que ninguno de Los Beatles tocara ningún instrumento (de hecho la única participación musical de la banda son las voces de Paul y las armonías de George y John) y (a sugerencia de McCartney, que estaba escuchando mucho a Vivaldi por esa época) que la instrumentación sea un octeto de cuerdas compuesto por cuatro violines, dos violoncelos y dos violas. El particular sonido de la canción se logró colocando los micrófonos lo más cerca posible a los instrumentos, para transmitir esa sensación de crudeza y aspereza de la versión final.
El 6 de junio de 1966 se decidió el corte definitivo del tema (se eligió finalmente la toma numero 15) en los estudios Abbey Road y fue lanzado como simple el 5 de agosto con Yellow submarine en la contracara llegando al puesto numero 1 del ranking británico, permaneciendo en esa posición durante 4 semanas (aunque en EEUU solo lograría alcanzar el puesto 11) y ganando el premio Grammy a la mejor interpretación vocal de ese año
A pesar de los años, el espíritu de Eleanor no se mantendría quieto, ya que en la década del ‘80 se encontró una tumba con el nombre Eleanor Rigby en el cementerio de la iglesia St Peter’s Parish en Woolton Liverpool, y a unos metros otra con el nombre McKenzie escrito encima. Consultado al respecto, McCartney confesó haber pasado parte de su adolescencia en ese lugar junto a Lennon y atribuyo la coincidencia a su inconsciente más que a su sentido del humor. Según los registros estatales, la Eleanor Rigby sepultada en el cementerio nació en el suburbio de Woolton en 1895 y murió en 1939 a los 44 años
Sorpresivamente, en 1990 McCartney donó a una fundación un documento que tenía en su poder, fechado en 1911 por la mismísima Eleanor Rigby (la misma de la lapida encontrada en el cementerio), en ese entonces de 16 años. El papel era el comprobante de un pago del hospital municipal de Liverpool a Eleanor por su trabajo como mucama. Obviamente el documento se convirtió en objeto de atracción por los ávidos coleccionistas, uno de los cuales pagó alrededor de U$S 250000 por la antigüedad en una subasta en noviembre de 2008
El espíritu de Eleanor sigue vivo, no solo por la constante difusión de la versión original, ya que a nivel mundial la canción fue interpretada por una gran variedad de artistas, como Ray Charles, Tony Bennet, Aretha Franklin, Joe Jackson y hasta los metaleros argentinos de O’Connor

Uno de los tantos videos que circulan de Eleanor Rigby











Eleanor Rigby (Lennon/McCartney)

I look at all the lonely people
I look at all the lonely people

Eleanor Rigby picks up the rice in the church where a wedding has been
Lives in a dream
Waits at the window, wearing the face that she keeps in a jar by the door
Who is it for?

All the lonely people
where do they all come from?
All the lonely people
where do they all belong?

Father McKenzie writing the words of a sermon that no one will hear.
No one comes near.
Look at him working, darning his socks in the night when there's nobody there
what does he care?

All the lonely people
where do they all come from?
All the lonely people
where do they all belong?

Ah, look at all the lonely people
Ah, look at all the lonely people

Eleanor Rigby died in the church and was buried along with her name.
Nobody came
Father McKenzie wiping the dirt from his hands as he walks from the grave
No one was saved

All the lonely people
Where do they all come from?
All the lonely people
Where do they all belong?

Eleanor Rigby (castellano)

Miro a toda la gente solitaria
Miro a toda la gente solitaria

Eleanor Rigby recoge el arroz en la iglesia donde se celebro una boda
Vive en un sueño
Espera en la ventana, con una cara que guarda en un frasco junto a la puerta
¿Para quién es?

Toda la gente solitaria,
¿de donde viene?
Toda la gente solitaria,
¿de donde es?

El Padre McKenzie escribe un sermón que nadie oirá
Nadie se acerca
Míralo trabajar, zurciendo sus medias a la noche cuando no hay nadie
¿Qué le importa?

Toda la gente solitaria,
¿de donde viene?
Toda la gente solitaria,
¿de donde es?

Ah, mira toda la gente solitaria
Ah, mira toda la gente solitaria

Eleanor Rigby
Murió en la iglesia y fue enterrada al igual que su nombre
Nadie concurrió
El Padre McKenzie se limpia el polvo de las manos mientras se aleja de la tumba
Nadie se salvó

Toda la gente solitaria,
¿de donde viene?
Toda la gente solitaria,
¿de donde es?

domingo, 4 de abril de 2010

El Cromañón norteamericano


La tragedia de Great White

Great White es una banda formada en Los Angeles a fines de la década del '70. Muy influenciados por Led Zeppelín (a quienes le realizaron un disco tributo en 1999) y luego de varios años en el circuito de bares, lograron dar el gran salto en 1989 con el disco … twice shy, que les permitió subirse a la ola del hair metal californiano de mediados de los '80.
La posterior explosión del grunge y la música alternativa en los ’90 prácticamente derrumbó las aspiraciones de la banda de mantenerse en el candelero, llevándolos a una breve separación de dos años a comienzos del 2000.
La gira de regreso se llevo a cabo en pequeños locales de Norteamérica, atrayendo pequeñas audiencias. A pesar de eso, la banda trataba de mostrar una escenografía acorde a grandes lugares, montando un show que incluía pirotecnia y explosiones.
La noche del 20 de febrero de 2003 Great White tocaba en The Station, un local para 300 personas en Rhode Island que esa noche estaba excedido en capacidad de publico (los reportes finales confirmaron una presencia de 462 personas en el lugar).
Exactamente a las 23:05 la banda salio a escena con el tema Desert moon e inmediatamente el tour manager Daniel Biechele activó el set de pirotecnia tal cual estaba previsto, para dar la sensación de que la banda tocaba bajo una lluvia de fuego. Biechele lamentablemente no tuvo en cuenta que detrás del escenario había un panel acústico de lana de vidrio que ante la primera chispa ardió inmediatamente propagando las llamas hacia el techo del local, que comenzó a llenarse de humo
El publico tardó en reaccionar, incluso muchos pensaron que era parte del show, pero cuando el cantante Jack Russell dijo Wow...this ain't good (Esto no esta nada bien) se percataron que el incidente era muy serio.
En el concierto se encontraba el camarógrafo Brian Butler de la WPRI – TV (que casualmente estaba filmando para un informe sobre la seguridad en los boliches) quien declaró: “Fue muy rápido. Ni bien la pirotecnia se lanzó, las llamas surgieron de atrás del escenario y se propagaron hasta el techo. La gente se quedo mirando, algunos retrocedieron. Cuando me di vuelta, algunos se estaban yendo, pero otros se quedaron sentados diciendo :¡Buenísimo!. Recuerdo esa frase porque yo me dije: No, no esta buenísimo. Es hora de irnos”
Si bien las cuatro salidas de emergencia estaban habilitadas y funcionaban perfectamente, el humo y la desesperación hicieron que la gente tratara de salir por la única puerta por la que habían entrado, provocando avalanchas y amontonamientos
El saldo fue terrible. 100 muertos (incluido el guitarrista rítmico Ty Longley que no pudo dejar a tiempo el escenario) y 50 heridos por quemaduras, inhalación de humo toxico y aplastamiento. Como consecuencia de la tragedia, el gobernador Donald Carcieri prohibió posteriormente el despliegue de pirotecnia en locales para menos de 300 personas.
En Mayo de 2006, el tour manager Daniel Bichele (quien con lagrimas en los ojos acepto su responsabilidad en el juicio) fue condenado a 15 años de prisión (cuatro de cumplimiento efectivo), lo mismo que Michael Derderian, uno de los administradores de The Station.
Cinco meses después de la tragedia, Great White volvió a los escenarios en un show a beneficio de las victimas. A pesar del dolor decidieron seguir adelante con su carrera. La pirotecnia desapareció completamente de sus shows.
En el lugar donde funcionaba The Station actualmente hay un altar con cruces recordando al centenar de victimas